15 de July del 2016

Marta y Fer: La novia de rojo

VER MAS FOTOS

Marta es la mediana de tres hermanas increíbles. Las conocimos hace muchos años cuando a petición de, una amiga común le hicimos el reportaje de boda a Araceli. La mayor de ellas que se casaba con Pedro. El resultado de esa primera ocasión fue una conexión total con toda la familia, tanta que Javier, el padre de familia nos dijo que cuando se casaran sus otras dos hijas seríamos seguro sus fotógrafos.

Vero no tardó nada , ya que al año siguiente también pasó por el altar con su Paco y nosotros tuvimos la suerte de estar allí para recoger todos esos recuerdos. Entre Vero y Marta tuvieron que pasar bastantes mas años. Pero el pasado verano Araceli me llamó diciendo que Marta por fin se había decidido a formalizar su relación con Fer y que nosotros teníamos que ser sus fotógrafos.. 

Marta es una mujer independiente, segura, con estilo y con las ideas muy claras. Por eso decidió que su boda no tenía porqué seguir con las tradiciones y cánones marcados y la quería hacer a su manera. Desde luego una de las cosas en las que marcó muy fuerte su personalidad fue en la elección y diseño de su vestido de boda. Un vestido de dos cuerpos estilo años 50 con el glamour de las estrellas de Hollywod y de un intenso y precioso color rojo.

Marta y Fer llegaron juntos al Pazo Museo Quiñones de León de Castrelos donde les esperaban sus familiares y amigos mas cercanos y el Alcalde de Vigo, que ofició su boda civil. Antes de la lectura de los articulos de proclamación  matrimonial , la hermana mayor de Marta y la Sobrina de Fer les dedicaron unas emocionadas palabras. Tras la ceremonia recibieron un obsequio del concello de Vigo en forma de grabado original de Antón Pulido..

La salida de la ceremonia se hizo cambiando el tradicional arroz por unas pompas de jabón, que todos soplaban divertidos.

Tras unas pocas y simpáticas fotos de familia nos fuimos directamente al barrio donde reside la pareja y donde tiene mas sentido vida. Y no podia ser otro que el Casco Vello de Vigo.

Tengo que decir, que en esta ocasión, por otras obligaciones no me pudo acompañar Rami y como nuestro compromiso es ofrecer siempre la visión de dos fotógrafos conté con la grandísima colaboración de mi gran amiga y compañera Conchi Rivera,  juntas nos compenetramos perfectamente como siempre que hemos tenido la oportunidad de trabajar juntas...

El resto lo hicieron la luz dorada de las tardes de julio reflejada en la piedra de ·la  renovada ciudad antigua, El intenso y vaporoso vestido rojo y por supuesto el estilazo y elegancia de Marta y tambien de Fer. Y Conchi y yo, felices de esa bonita oportunidad.